Ejecución de sentencia

El régimen de visitas del cónyuge no custodio, en caso de que no exista custodia compartida, se establece de común acuerdo en el convenio regulador o en la sentencia en caso de divorcio contencioso.

En caso de incumplimiento del régimen de visitas se debe solicitar la ejecución de la sentencia. Una vez presentada la demanda de ejecución, las causas de oposición a la misma deben de fundamentarse en razones que justifiquen la falta de entrega de los menores. En cualquier caso, el impago de la pensión de alimentos en ningún caso será un motivo válido para incumplir el régimen de visitas.

Procedimiento

En virtud del artículo 709 de la Ley de enjuciamiento civil el tribunal requerirá al conyuge que no cumple con el régimen de visitas para que se atenga a lo establecido en la sentencia, sin perjuicio de la responsabilidad penal que, en su caso, hbiere lugar, de incurrir en las conductas tipificadas en los artículos 225 del Código penal. Por su parte, el ejecutado podrá manifestar al tribunal, dentro del plazo que se le haya concedido para cumplir el requerimiento a que se refiere el artículo 699, los motivos por los que se niega a hacer lo que el título dispone y alegar lo que tenga por conveniente.

Entre los moticos que el progenitor custodio puede invocar como justificación del incumplimento del régimen de visitas, pueden llevar a hacer prevalecer el interés del menor.

Modificaciones al régimen de visitas

Teniendo en cuentas las amplias y variadas situaciones en la familia actual, es posible realizar adaptaciones en el régimen establecido, a la vista de su funcionamiento, siempre que sea una modificación de escasa cantidad, sin necesidad de plantearlo como modificación de medidas.

Estas modificaciones vendrán justificadas por razones de urgencia, y podrán ser ratificadas en el procedimiento de modificación de medidas con más elementos de prueba. Algunas medidas que han permitido modificarse son las siguientes:

  1. Cambios en el lugar de entrega de los menores.
  2. Suspensión del régimen de visitas hasta que sea posible recuperar la relación entre el cónyuge no custodio y el hijo.
  3. Ampliación del régimen de visitas.

Tipos de incumplimientos

Incumplimiento por voluntad del progenitor que tiene la guardia y custodia

En muchas ocasiones el progenitor que tiene la guardia y custodia incumple o dificulta el disfrute del régimen de visitas del progenitor que no tiene la custodia invocando razones de enfermedad del menor, o negativa del menor a ver a su progenitor..

 Incumplimiento por voluntad del progenitor que tiene la guardia y custodia

El cónyuge que no tiene la custodia puede incumplir con la sentencia o convenio regulador teniendo alguno de los siguientes comportamientos:

  • No devolviendo los hijos después del periodo.
  • No recogiendo a los hijos cuando le corresponde estar con ellos.

Sanciones

Multa coercitiva

El artículo 776.2 indica que en caso de incumplimiento de obligaciones no pecuniarias de carácter personalísimo, entre las que se encuentra el régimen de visitas, podrán imponerse si así lo juzga conveniente el Tribunal multas coercitivas mensuales todo el tiempo que sea necesario.

Cambio del régimen de visitas

Con la multa coercitiva, el tribunal, puede apercibir el cambio de custodia. En este sentido, si el beneficio de los hijos queda asegurado con el cambio, el incumplimiento reiterado de las obligaciones derivadas del régimen de visitas por cualquiera de los dos progenitores.

En estos casos, lo más correcto sería instar la modificación de la medida, aunque algunos tribunales han admitido que se acuerde el cambio en el procedimiento de ejecución de sentencia.

Ámbito penal

El artículo 622 del código penal recoge el quebrantamiento de resolución judicial sobre guarda de menor, y el artículo 556 recoge el delito de desobediencia.

Los padres que sin llegar a incurrir en delito contra las relaciones familiares o, en su caso, de desobediencia infringiesen el régimen de custodia de sus hijos menores establecido por la autoridad judicial o administrativa serán castigados con la pena de multa de uno a dos meses.

Indemnización de daños y perjuicios

El artículo 1902 del Código Civil recoge el sistema de responsabilidad extracontractual subjetivo, en el que se indica que, “el que por acción u omisión causa daño a otra, interviniendo culpa o negligencia, está obligado a reparar el daño causado.”

La indemnización se puede solicitar en un proceso penal o civil. Los conceptos indemnizables son:

  1. Daños patrimoniales: gastos de desplazamiento y alojamiento si vive en otra ciudad.
  2. Daños morales: frustración de los planes de ocio con los hijos, o en caso de incumplimiento reiterado, un temor a la perdida de afecto de los hijos.

En el convenio regulador puede determinar una cláusula penal en la que quede establecido de forma anticipada la valoración de los daños y perjuicios.

Justificación del incumplimiento del régimen de visitas

El principio rector de todos los procedimientos de familia es el beneficio e interés del menor, y por tanto sólo en circunstancias muy concretas y siguiendo dicho principio se puede justificar el incumplimiento del régimen de visitas. Esas circunstancias, por tanto, deben de venir fundadas en un peligro concreto y real para la salud física o psíquica del menor.

Es importante recordar que el régimen de visitas es un derecho y un deber para los progenitores, y un derecho para los menores.

Toda la información sobre el divorcio

Dos lecturas previas antes de analizar en profundidad los demás artículos del divorcio...

Índice de contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.