El régimen económico de separación de bienes

El régimen económico determina las titularidad de los diferentes bienes obtenidos por cada cónyuge durante el matrimonio. Este régimen se regula en las capitulaciones matrimoniales, realizados antes o después del matrimonio. En defecto de pacto, se establece con carácter supletorio el régimen económico de gananciales.

  • El régimen de gananciales es la sociedad en la cual se hacen comunes para los cónyuges las ganancias o beneficios obtenidos indistintamente por cualquier de ellos durante la vigencia del matrimonio.
  • El régimen de separación de bienes: cada cónyuge conserva la propiedad, administración y gestión de los propios bienes y no se forma un masa común.

Contribución a las cargas del matrimonio

Los cónyuges tienen la obligación de contribuir al sostenimiento de cargas del matrimonio.  Estas cargas, comunes a cualquier régimen económico, son la totalidad de los gastos necesarios para mantener la vida corriente de la unidad familiar: sustento, habitación, vestido y asistencia médica de todo el grupo familiar, educación y alimentación de los hijos comunes, gastos de embarazo y parto, en cuanto no estén cubiertos de otro modo y atenciones de previsión acomodadas a los usos y a las circunstancias de la familia.  En cualquier caso, la hipoteca no se considera carga del matrimonio.

El código civil indica que, a falta de acuerdo, cada cónyuge contribuirá lo hará proporcionalmente a sus recursos económicos. En cualquier caso, el acuerdo no puede ser contrario a las buenas costumbres, ni limitativas de la igualdad de derechos entre los cónyuges. Si uno de ellos carece de recursos económicos, su contribución será en el trabajo en el hogar, soportando el otro cónyuge la totalidad de las cargas de la familia.

El trabajo para la casa será computado como contribución a las cargas y dará derecho a obtener una compensación que el Juez señalará, a falta de acuerdo, a la extinción del régimen de separación.

Derecho a una indemnización

La disolución, y posterior liquidación del régimen económico, en el proceso de divorcio puede otorgar en favor de uno de los cónyuges el derecho a una indemnización en compensación por las dedicación que ha tendido al trabajo realizado en casa en favor de la unidad familiar.

Esta indemnización, introducida en la reforma de 2001, tiene como finalidad compensar al cónyuge, generalmente la mujer, que en un régimen de separación de bienes donde no ha visto aumentar su patrimonio por el trabajo realizado por el cónyuge, ha relegado su carrera profesional para cuidar a la familia y dedicarse a las tareas del hogar. Por otro lado, el otro cónyuge  tiene total o casi total libertad para dedicar tiempo y esfuerzo a su carrera profesional  creando un enriquecimiento injusto.

En este sentido, ha de valorarse ese trabajo en especie realizado por la mujer, en una indemnización a tanto alzada con el fin de corregir los desequilibrios anteriormente comentados.

Compatibilidad con la pensión compensatoria

La pensión compensatoria y esta indemnización son perfectamente compatibles. Aunque tiene ambos fundamentos, la dedicación a la familia de uno de los cónyuges y el abandono, total o parcial, de su carrera profesional las finalidades son completamente distintas. Además la pensión compensatoria es indiferente del régimen económico imperante en el matrimonio, mientras que esta indemnización sólo es posible en caso de separación de bienes.

  1. La pensión compensatoria se otorga en consideración a la contribución pasada y futura a la familia, con el fin de reducir la debilitación económica del cónyuge durante el tiempo que presumiblemente, no va a encontrar trabajo.
  2. La indemnización del artículo 1438 sólo se establece en función de la contribución pasada a la familia, y su finalidad no es reducir la debilitación económica, sino cuantificar económicamente el trabajo en especie realizado durante el matrimonio, para reducir el enriquecimiento injusto del otro cónyuge.

Como conclusión se podría resumir en que la pensión compensatoria compensa desequilibrios futuros, mientras que la compensación por extinción del régimen de separación de bienes compensa desequilibrios pasados.

Toda la información sobre el divorcio

Dos lecturas previas antes de analizar en profundidad los demás artículos del divorcio...

Índice de contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.